• Actualidad Nacional
  • 14 de Abr, 2009

Industria da poder a las comunidades para legislar el comercio

Las comunidades autónomas tendrán potestad para legislar la apertura de nuevos establecimientos comerciales en su región. Así lo ha dispuesto Industria, en el proyecto de reforma de la actual ley de Comercio. El documento, que pretende adaptar la Directiva de Servicios europeos al mercado español, deja en manos de los ejecutivos autonómicos la decisión de someter o no a régimen de autorización la apertura de superficies comerciales inferiores a 2.500 metros cuadrados, siempre que puedan generar impacto negativo en el entorno urbano, el medio ambiente o el patrimonio histórico.

Sin embargo, la autonomías que lo deseen podrán continuar con la norma actual e incluso catalogar zonas de “especial restricción comercial”. Cataluña, Baleares y País Vasco son algunas de las más reacias a interfieran en sus competencias.

No obstante, en el modelo propuesto, Bruselas se reserva la opción de sancionar a aquellas comunidades que incumplan el derecho comunitario, en cuyo caso el Gobierno central podría descontar dicha penalización del importe que transfiere a las comunidades

Por su parte, la Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha calificado el texto de “intervencionista” y ha exigido que se elimine la licencia específica para grandes superficies. España tiene hasta el 1 de enero de 2010 para adaptar la ley de 1996 de comercio minorista a las Directiva Bolkestein, que aboga por simplificar el sector servicios en toda Europa.

Si quieres compartir...