• 13 de Mar, 2009

Decathlon ultima la compra de 200.000 m2 en la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za)

La multinacional francesa de material deportivo Decathlon ultima la adquisición de 200.000 metros cuadrados en la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za) con el objetivo de levantar su mayor complejo en Europa. El proyecto incluye el almacén logístico más grande del grupo, un parque temático dedicado al deporte y una gigantesca tienda, que sustituirá a la abierta recientemente en el vecino centro comercial Plaza Imperial. La operación supone todo un revulsivo en plena crisis, especialmente tras la reciente renuncia de la misma empresa a abrir una tienda en Fraga.
 
Las negociaciones con el Gobierno de Aragón comenzaron hace un año y están muy avanzadas, lo que podría permitir que se cumplan las previsiones de abrir en el año 2011. La inversión de la multinacional, especializada en el diseño, fabricación y distribución de material deportivo, podría superar los 80 millones de euros y generar unos 600 empleos directos, según apuntaron fuentes implicadas a este diario.   Parte de los puestos de trabajo, algo más de 70, procederán de la actual tienda de Plaza Imperial.
 
Los terrenos están situados en la punta oeste de la plataforma logística, en un emplazamiento estratégico que le garantiza incluso disponer de fachada a la autovía de Madrid. La superficie suma veinte hectáreas, equivalente a veinte campos de fútbol unidos, y se ubica muy cerca de la gasolinera y área de servicio El Cisne.

El proyecto establece la construcción de una gran tienda, que oscilará entre 8.000 y 10.000 metros cuadrados, pegada a la autovía para ganar en presencia. Su construcción implica el cierre de la que abrió hace poco más de año y medio en el centro comercial de Pla-Za, Plaza Imperial, a la que duplicará con creces en superficie (tiene 4.200 metros cuadrados). De esta forma, los zaragozanos podrán elegir entre la histórica tienda de Grancasa y las que se abrirán en Puerto Venecia y en la citada plataforma.
 
A diferencia de Plaza Imperial, los accesos a Decathlon será muy fluidos porque el macrocomplejo dispondrá de una entrada propia desde la autovía A-2, utilizando la rotonda y la carretera que conduce a la Base aérea.
 
Los futuros clientes tampoco tendrán problemas para aparcar, dado que se prevé reservar más de 30.000 metros cuadrados para este fin. Teniendo en cuenta que en las urbanizaciones de este tipo se dedican unos 15 metros cuadrados por plaza, su capacidad rondará los 2.000 vehículos.
 
La novedad del macrocomplejo estará en el parque temático del deporte, de unos 20.000 metros cuadrados. La multinacional francesa ha empezado a implantar en sus nuevos proyectos todo tipo de equipamientos en los que sus potenciales clientes pueden practicar deporte con el material que vende la marca francesa. Esta superficie estará al aire libre.
 
El proyecto se completa con un gigantesco almacén logístico, que ocupará la parte final de la parcela, en la zona cercana a los límites de la Base aérea. Según los planes de las multinacional francesa, el almacén de material deportivo se dividirá en dos naves, desde las que se dará cobertura al norte de España. Su superficie sumará 70.000 metros cuadrados, convirtiéndose en el centro logístico más grande del grupo, superando incluso al del puerto de Barcelona, que tiene 48.000 metros y que fue definido en su inauguración hace dos años como el centro de distribución para el sur de Europa. Además, tiene otros cuatro almacenes en España (en Martorell y Vilafranca -Cataluña-, Sevilla y Getafe -Madrid-).
 
Su importancia es vital para el engranaje de Decathlon, puesto su filosofía de venta se basa en disponer de cualquier material en un plazo máximo de 72 horas, y en la reposición diaria del 80% de los productos.
 

Si quieres compartir...