• Actualidad Internacional
  • 06 de Mar, 2009

El BCE rebaja los tipos a un histórico 1,5% e insinúa nuevas caídas

El Banco Central Europeo (BCE) ha decretado la mayor bajada de tipos desde la introducción del euro en 1999, en su pugna contra el imparable declive económico. Su presidente hizo un pronóstico sombrío y sugirió nuevos recortes, lo que de seguido hizo caer al euro.

El BCE advirtió de una contracción económica en la Eurozona de un -2,7% y recortó medio punto su tipo de interés de referencia. Éste queda en un 1,5%, lo que es un mínimo histórico pero aún triplica al del Banco de Inglaterra, que ayer se situó en un 0,5%, mientras el banco danés coordinaba una bajada de 0,75 puntos, hasta un 2,25%.

El presidente del BCE no excluyó una mayor relajación de la política monetaria, cuyo tipo director baja por primera vez del 2%, pero alertó contra la posibilidad de tipos cero. «Hoy no hemos decidido que la actual tasa de interés sea la más baja que podemos alcanzar», dijo Trichet sugiriendo nuevas reducciones, si bien recordó que la institución emisora rechaza una política de «interés cero», a la estadounidense, aduciendo la «serie de problemas» que comportaría.

Tras su consejo en Fráncfort, el banco europeo corrigió también a la baja sus previsiones de crecimiento económico en la zona del euro. El BCE contempla ahora una contracción en el producto interno bruto en la zona de -2,7% para el año en curso, frente al -0,5% augurado en diciembre. Trichet adelantó que en 2010 el PIB del euro podría situarse entre un -0,7 y un 0,7%, y una esperada recuperación gradual a lo largo de 2010.

Posible deflación
«En un clima de gran inseguridad, la fuerte reducción de los flujos comerciales en todo el mundo se acompañó de la caída del consumo privado en la zona euro», leyó Trichet del informe en Fráncfort. Según sus previsiones para la inflación, el alza de precios podría ser incluso negativo en el curso de este año (deflación).

En su conjunto la inflación se situará en 2009 entre un 0,1 y un 0,7%, esto es y al igual que en 2010 (0,6-1,4 %) muy por debajo de la marca objetivo de la entidad, de menos de 2%. El aumento de precios ha sido en febrero de un 1,2%.
Pero como dice el analista del mercado monetario del «Frankfurter Allgemeine», «las bajadas de tipos no producen ya ni sorpresa ni impulso» económico. «Hace tiempo que se anuncia una nueva era en el capitalismo, en la que los métodos cuantitativos han sustituido a la política de tipos como medio de control del mercado de capitales».

La referencia va al hilo de la nueva política monetaria para «tiempos fuera de lo común», anunciada ayer por el ministro británico de Finanzas. El Reino Unido recurrirá a la emisión de 75.000 millones de libras (84.000 millones de euros), con el fin de comprar bonos de la deuda pública y depósitos de instituciones bancarias, de modo que se impulse así la concesión de créditos.


 

Si quieres compartir...