• 03 de Mar, 2009

El paro aumenta la desconfianza de los consumidores

El incremento en el número de parados durante el mes de febrero que eleva a cerca de 3,5 millones el número de desempleados en España afecta negativamente sobre la confianza de los consumidores que cae 1,5 puntos respecto a enero. Según los datos publicados esta mañana por el Instituto de Crédito Oficial, el Índice de Confianza de los consumidores cayó en febrero 1,5 puntos, situándose en 48,6 puntos.

En este contexto de acusada moderación de la actividad económica y de disminución del precio del petróleo, los consumidores han reducido sensiblemente sus expectativas de inflación y esperan que los tipos de interés continúen bajando a lo largo del año.

A pesar de que estos dos factores deberían animar el consumo privado, y de que los encuestados por el ICO han manifestado nuevamente en febrero una pequeña mejoría de sus perspectivas sobre la economía del país y del empleo. Aún es pronto para anticipar una recuperación a corto plazo del gasto de los hogares y, por consiguiente, del crecimiento de la economía en próximos trimestres.

Si quieres compartir...