• Actualidad Nacional
  • 26 de Feb, 2009

Las estaciones catalanas se unen para impulsar su crecimiento

Cataluña intenta que su sector de la nieve no siga perdiendo esquiadores ante el empuje de otras estaciones, sobre todo de las aragonesas. Apenas dos meses después de que Aramón lanzara la ampliación de Cerler -un proyecto que convertirá este complejo en un gran dominio esquiable equiparable a Formigal o Baqueira-, la Generalitat y los centros invernales de la comunidad catalana acaban de constituir un órgano "de coordinación" para impulsar la modernización de sus servicios e instalaciones.

La creación de este ente, denominado mesa del esquí, ya estaba prevista en el plan director de las estaciones que el Ejecutivo catalán aprobó en 2006. Sin embargo, dos años y medio después de la entrada en vigor de ese programa que durará hasta 2011, el órgano que reúne a la Generalitat y a la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí aún no se había reunido.

"La mesa del esquí es un embrión del ente de coordinación que contribuirá a impulsar las actuaciones incluidas en el plan -explicó el lunes el Gobierno catalán-. Tendrá como principal función servir de grupo de trabajo estable entre la administración y el sector privado para el desarrollo del plan director".

En la mesa del esquí están representados el Departamento de Política Territorial y Obras Públicas, el de Medio Ambiente, el de Innovación, Universidad y Empresa, el Instituto Catalán de Finanzas y los centros invernales de Masella, Boí Taüll Resort, La Molina y Vall de Núria, Lles y Baqueira Beret. "Así, las empresas tendrán un canal de comunicación directo para transmitir a la administración la situación del sector y las necesidades de las estaciones de esquí, lo que ayudará al Govern a establecer las actuaciones prioritarias", indicó la Generalitat.

Un plan de 71 millones
El plan director de las estaciones del Ejecutivo catalán intenta asegurar "la prosperidad" de los 16 centros invernales de la comunidad vecina. Tiene un presupuesto de 71 millones de euros, de los que 31 corresponden a ayudas o actuaciones directas y el resto, a créditos. Entre sus líneas de trabajo está la modernización de estas instalaciones y también de las comunicaciones. Según la Generalitat, en dos años se han concedido 5,6 millones de euros en subvenciones y este año se darán 3,2 millones más. Además, en 5 años se han invertido 28 millones en los accesos a las estaciones.

Si quieres compartir...