• Actualidad Nacional
  • 27 de Ene, 2009

Decathlon ubicará su nueva plataforma logística en Lérida

"Decathlon definitivamente no se instala en Fraga. Se va a Lérida". Así lo confirmó ayer el alcalde de Fraga, José Luis Moret, quien aseguró conocer la decisión irrevocable de la multinacional francesa de ropa y material deportivo. Moret responsabiliza al Gobierno de Aragón de que la capital fragatina pierda la oportunidad de desarrollar su plataforma logística "al menos con este proyecto".

El alcalde explicó que "la operación acordada entre Decathlon, el grupo inversor y el Gobierno de Aragón contemplaba una cláusula suspensiva si no se concedía la licencia comercial a la multinacional antes de fin de 2008, y todavía no se ha materializado". Según la información de José Luis Moret, Decathlon presentó entre mayo y junio pasado toda la documentación en el departamento de Industria, Comercio y Turismo a fin de poder contar con la licencia antes de final de año. "Sin embargo, el consejero no hizo los deberes".

El Ayuntamiento de Fraga recibió, con fecha del 25 de noviembre, un escrito del Gobierno de Aragón preguntándole su opinión sobre la instalación de Decathlon en el municipio. Este documento se tramitó a través de la comisión de Urbanismo y en el pleno celebrado el 29 de diciembre se aprobó comunicar que se estaba totalmente de acuerdo con el proyecto. Moret aclaró que esta decisión del Ayuntamiento de Fraga no tenía carácter vinculante y que el hecho de que el trámite se demorara en las instancias municipales un mes no tiene nada que ver con que el consejero "se haya dormido". Además, "cuando nos envían a nosotros la documentación ya el contrato estaba prácticamente extinguido", apuntó.


La intervención de Montilla
El alcalde de Fraga asegura tener constancia de que en noviembre pasado, el director general de Decathlon Francia ya se reunió con el presidente de la Generalitat catalana, José Montilla "quien le dio garantías de que podía instalarse en Lérida". Moret incluso aventuró que el lugar reservado para la firma francesa sería en el corredor de la antigua carretera de Barcelona, "junto al Mestre, una empresa de equipamiento de jardinería".

En su opinión resulta muy significativo que mientras Montilla da pasos firmes, "nuestro presidente Marcelino Iglesias está a verlas venir y el consejero parecido. Eso es lo peor. En seis meses solo han sido capaces de mandarnos una carta con dos párrafos de cuatro o cinco líneas cada uno preguntándonos si nos interesaría que se ubique un Decathlon en Fraga. Esta es la única carta que tenemos en el Ayuntamiento. No han hecho nada".

Además, no descarta que esta falta de interés que, a su juicio, han demostrado desde el Ejecutivo tenga que ver con el hecho de que "el alcalde de Fraga es del PP" y no le extrañaría que ahora quieran cargar las tintas contra el Ayuntamiento, "pero que Decathlon no venga a Fraga es al cien por cien responsabilidad del Gobierno de Aragón".


Cuarenta empleos

Moret se resiste a dar un adiós definitivo a un proyecto que suponía una inversión de más de diez millones de euros, entre los 40.000 metros cuadrados de parcela y la construcción de la superficie comercial de 8.000 metros, y la creación de más de 40 puestos de trabajo que, según el alcalde, podían haber llegado a más de 400 en el futuro.

El alcalde quiere pensar que aún queda una última posibilidad "siempre y cuando interceda el presidente Iglesias y pida a Decathlon que venga". Por su parte Moret, en su calidad de diputado en las Cortes de Aragón, tiene previsto plantear varias preguntas parlamentarias al consejero y no descarta presentar una moción para recriminar la actuación del Ejecutivo. Pero Fraga no era el único punto en que se había fijado la firma para instalarse en la provincia. La empresa hizo públicos sus planes para abrir en la Plataforma Logística (PLHUS) de la capital oscense, junto a la autovía.

Pero mientras parecía que el proyecto de Fraga estaba más avanzado, el de Huesca se había ralentizado, y todas las partes implicadas guardaban silencio. Además de concretar la adquisición de los terrenos, era necesario superar un trámite complejo para obtener la licencia de apertura de la DGA.

Según la Ley de Equipamiento Comercial de Aragón, cada comarca tiene un determinado número de metros disponible para la instalación de grandes espacios comerciales catalogados según sus usos y en Huesca sigue sin haber metros libres para empresas catalogadas como de "uso ocasional".

www.heraldo.es

 

Si quieres compartir...