• Ferias
  • 24 de Ene, 2009

Barcelona ya trabaja en alternativas a la Bread & Butter

El director de Fira de Barcelona, Agustín Cordón,  ha asegurado que la marcha del Bread & Butter ha dejado un hueco de mercado que ahora está vivo y que hay que aprovechar, y ha reconocido que desde el 9 de enero, cuando se les comunicó su marcha, se está trabajando para tener un salón profesional como el B&B, con un 'look' alternativo. Cordón ha explicado que la Fira trata de coordinar un proyecto consensuado mirando al mercado, las marcas y a la industria, que arranque como un gran proyecto profesional, transaccional y liderado desde la industria.

"No vamos a dejar escapar la oportunidad. No podemos. La ciudad va a tener su gran salón de moda internacional", aseguró Cordón. Yasí será. Una nueva feria de moda internacional que, según el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, se celebrará este mismo año.

El alcalde de la ciudad condal señaló, nada más finalizar la rueda de prensa que confirmaba el adiós de la Bread & Butter, que asumía "con ilusión" el reto de montar una feria de moda propia. No será una réplica del B&B, es decir, no se centrará solo en ropa urbana porque se abrirá a otros sectores, aunque mantendrá el carácter profesional y la vocación de internacionalidad como señas de identidad. La ambición es total; "vamos a por todas", afirmó una fuente del ayuntamiento. ¿Una Alimentaria de la moda?

Animados por el éxito del B&B, que ha puesto de relieve el potencial de la ciudad para erigirse en una de las grandes capitales de la moda de calle, y espoleado por diseñadores y empresarios del sector, que ven una oportunidad de negocio por la repercusión de la cita en el mercado del sur de Europa, el equipo de Hereu ha recogido el guante de Müller, que reconoció que la marcha del salón "es un shock, pero también un buen desafío para la ciudad". "Cuento con la predisposición de mucha gente", explicó el alcalde, que pidió: "Hay que sumar fuerzas, pero de forma correcta, porque solo así podremos ser más fuertes".

Esa unión de fuerzas que pide se concretará en los próximos días en la plataforma Barcelona Fashion Place, todavía en fase de gestación, que está auspiciada por el consistorio y la Generalitat, y que contará con empresas privadas. Este consorcio gestionará todas las iniciativas de moda que se celebren en la ciudad, tratando de implicar a los diseñadores consagrados --perdieron su hábitat natural con la desaparición del Salón Gaudí--, a los independientes y a los emergentes. Se da por hecho que la nueva feria estará integrada en este consorcio, ya que el B&B iba a estar en él, como lo harán la pasarela de diseñadores independientes, 080, y la de los emergentes, Pasafad.

Buscando a las personas clave
La pregunta de quién estará al frente del nuevo evento de moda se podrá ir respondiendo en las próximas semanas, lo que está claro es que será una personalidad del sector, siguiendo la línea de todos los salones de Fira de Barcelona, en los que manda el tejido empresarial y las instituciones se limitan a ofrecer su apoyo. Será una cabeza visible respetada pero que, al contrario del caso de Müller, que es propietario del Bread & Butter, aquí pesará y mucho - de hecho como pasa en todos los salones de Fira-el comité organizador, formado por otras personalidades del sector y directivos de empresas líderes. Es la fórmula, de hecho, que ha hecho grande a Fira de Barcelona. Los políticos a hacer política, pero los negocios que se queden en manos de los hombres de negocio. El nuevo salón cuenta a su favor que, seguramente, podrá contar con la experiencia de la familia Flaqué y de otras empresas de larga tradición como Armand Bassi. Pero también con creadores y firmas, que han conseguido que su nombre sea conocido y admirado en todo el mundo, y que se sumarán con una mirada diferente. Caso de Custo Dalmau (Custo Barcelona). La respuesta puede ser masiva siempre que se respete algo, que de hecho es uno de los principios básicos de los salones de la Fira: el salón lo impulsará y lo gestionará el propio sector. El apoyo del Ayuntamiento y de la Generalitat será necesario y bien recibido. Y si se hace algo, será algo grande.

Si quieres compartir...