• Lifestyle
  • 09 de Ene, 2009

Nuevas "Embajadas de la moda española"

Sigue siendo la gran asignatura pendiente de la moda española. Pese a que cadenas textiles como Zara o Mango se han instalado en casi todos los rincones del planeta, la imagen de la industria sigue estando lejos de la de sus competidores franceses e italianos. Pero la industria quiere poner punto y final a esta situación.

La Federación Española de Empresas de Confección (Fedecon) va a poner en marcha un programa que, bajo el paraguas de las embajadas españolas de la moda, relance al sector en algunos de sus principales mercados. El primer destino será la capital mexicana.

De hecho, Fedecon ya ha localizado el que será el primer emplazamiento del proyecto: un palacete en el distrito Polanco de México DF.

'Somos uno de los pocos sectores capaces de crear imagen de marca y vincularla al país y tenemos que aprovecharlo', explica Ángel Asensio, presidente de Fedecon.

Pero México sólo será la primera parada del proyecto. Desde allí, la patronal textil quiere extender las embajadas a los Emiratos árabes, así como a Rusia o Polonia. Y después, a Estados Unidos. 'Creemos que estos pueden ser los países más receptivos a nuestra moda', apunta.

En principio, la creación de estas oficinas de representación del textil español conllevará una inversión ligeramente superior al millón de euros por cada embajada. 'Es un proyecto que tiene que ser rentable desde el principio, en uno o dos años tiene que dar resultados'. Aunque es una iniciativa a largo plazo. 'Nuestra intención es que las embajadas se desarrollen a lo largo de los próximos 10 años', adelanta Asensio.

El proyecto englobará, según los planes iniciales, a grupos de unas 20 empresas. 'Serán como almacenes multimarca, donde las empresas irán rotando cada dos años, es decir, cada cuatro temporadas, dos de verano y dos de invierno', asegura el presidente de Fedecon.

Pero aún quedan muchos detalles por definir. La industria aún no ha decidido cuáles serán las empresas que se embarquen en la aventura mexicana, aunque su intención es que formen parte marcas de todos los segmentos. Es decir, desde las cadenas más comerciales como Mango, hasta firmas de renombre.

Pero el presidente de Fedecon prefiere no poner límites al proyecto. De hecho, no considera necesario establecer unos criterios de calidad mínimos que determinen qué empresas quedarían fuera del programa. Prefiere que sean las leyes del mercado las que determinen quién no entrará en las embajadas.

Sin embargo, el representante de la patronal sí tiene definidas cuáles son las características que deberá transmitir la moda made in Spain. 'Tiene que ser una muestra de nuestra creatividad, de nuestro diseño y colorido', apunta Asensio. 'La moda es una expresión de nuestra identidad cultural', recalca.

'Pero no queremos que este proyecto sea sólo algo del sector textil, creemos que las embajadas tienen que estar abiertas a otras industrias que estén interesadas en su promoción exterior', explica Ángel Asensio. 'Creemos que las embajadas pueden ser una herramienta dinamizadora muy interesante, sobre todo cuando el consumo doméstico se está contrayendo', apunta.

Pero la crisis no sólo va a pasar factura a las ventas del sector textil. También se va a ver recortada la inversión que la Administración destina a su promoción más allá de las fronteras españolas. Un recorte que viene asociado a la reducción presupuestaria a la que tiene que hacer frente el Instituto de Crédito Exterior (Icex) de cara al ejercicio 2009. 'El proyecto de las embajadas de la moda no va a verse afectado, pero sí la suma que el sector destina a su promoción en ferias', critica Ángel Asensio.

 

Si quieres compartir...