• Actualidad Internacional
  • 09 de Ene, 2009

La crisi no cambia las tradiciones de rebajas en Alemania

Las rebajas no han empezado todavía en Alemania, pero están más que nunca en la mente de todos. Las ventas finales de invierno, Winterschlussverkauf como las llaman los alemanes, se realizan siempre hacia finales de enero y se prolongan durante dos semanas. Aunque se haya eliminado la antigua regulación legal que delimitaba las rebajas a los trece días siguientes al último lunes de enero, el Winterschlussverkauf sigue teniendo una importancia decisiva para muchas empresas.

Según la Asociación Federal del Textil, dos tercios de los comercios siguen ofreciendo rebajas en los plazos recomendados. La razón es que supone una excelente medida publicitaria. Y, aunque las tiendas ofrezcan descuentos mucho antes de las rebajas finales, los consumidores están todavía acostumbrados a las fechas tradicionales. Por ello, el 92% de las tiendas del sector de la moda esperará hasta el último minuto para ofrecer los precios más bajos. Las de 2009 serán unas rebajas esperadas como nunca. Tanto por el sector textil alemán, extremadamente preocupado por la evolución de su volumen de negocio, como por los consumidores, que temen un incremento del desempleo (+0,3 puntos porcentuales en diciembre, alcanzando una tasa de paro del 7,4%).

En 2009, la economía alemana registrará su sexta recesión desde 1949, ya que el instituto alemán de investigación económica DIW pronostica que se contraerá un 1%.

Si quieres compartir...