• Actualidad Nacional
  • 04 de Dic, 2008

El consumo caerá un 6% en navidad

Se trata de un hito histórico. En los últimos 10 años nadie se había atrevido a pronosticar un descenso del consumo en época de Navidad. La Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) ha querido ser la primera en avisar de que las compras durante estas fechas caerán un mínimo del 6%.

La organización ha encuestado a 5.000 personas de entre 30 y 65 años sobre sus intenciones de consumo en artículos de alimentación, regalos, ocio y lotería. La media arroja un gasto de 814 euros por familia los que supone una caída del 10% en lo que destinarán al ocio, del 7,3% a regalos, del 2,4% a alimentación e incluso, del 3,6% en lotería.
Los consumidores aún se gastarán 245 euros de media en las tradicionales comidas o cenas navideñas, fundamentalmente por el alza de precios. Pero, frente a los 245 euros que destinaban a regalos y juguetes, este año apenas si llegarán a los 227 euros. Las actividades de ocio se cubrirán con 200 euros de media.
Estas cantidades varían mucho por comunidades autónomas. Evidentemente en Madrid, en Valencia o en Catalunya superarán la media nacional. El presupuesto de los madrileños es de 881 euros, mientras que el de los valencianos es de 872 euros y el de las familias catalanas sube hasta los 841 euros. En el lado contrario están los gallegos o los canarios que no llegan a 800 euros.

CAÍDA DE VENTAS
Las empresas no son ajenas a estos estudios y Freixenet ya ha asumido que durante esta Navidad las ventas pueden descender entre un 5% y un 10%. Pese a que el sector de la alimentación es el que más aguanta las crisis, nadie saldrá bien parado. La empresa calcula que los cavas más caros se venderán peor y apostará por la exportación ya que los mercados exteriores han demandado ocho millones de botellas más este año.
Estas previsiones podrían verse matizadas en el ámbito de la Unión Europea, ya que las ventas minoristas no han parado de descender y en octubre bajaron un 2,1% en tasa interanual. Eurostat apuntó que en España esta caída fue del 7,8%. El consumo interior está lejos de iniciar la recuperación porque los españoles sienten que la crisis que están padeciendo no tiene una solución a corto plazo. Esto es lo que se desprende del índice de confianza de los consumidores que realiza el Instituto de Crédito Oficial (ICO). La tasa bajó 1,4 puntos en noviembre pese al leve repunte de seis décimas que se produjo en octubre. Esto significa que los españoles tienen en este momento una peor opinión sobre el futuro de la economía que en septiembre.
 

Si quieres compartir...