• Actualidad Nacional
  • 03 de Dic, 2008

Anged, Asedas y Aces critican la falta de rigor del Observatorio del Comercio

El pasado 1 de diciembre, el ministro Miguel Sebastián presentó el nuevo Observatorio del Comercio Minorista. Una medida que busca “incentivar el consumo y la competencia”, cuyos datos se renovarán cada tres meses. Las tres asociaciones del sector han mostrado su disconformidad.

El Observatorio del Comercio Minorista extrae datos sobre los distribuidores con precios más y menos asequibles, por provincias y establecimientos. Las conclusiones se extraen de las visitas realizadas a 4.161 establecimientos en las 52 capitales de provincia del territorio español, además de las cuatro ciudades con más población que sus capitales de provincia: Gijón, Vigo, Jerez de la Frontera y Talavera de la Reina. Se han analizado 187 productos en el intervalo de tiempo que va del 9 al 24 de octubre.

Del análisis se desprende que no se observan grandes diferencias de precio en los productos de alimentación envasada entre las distintas tipologías de la distribución organizada. En productos frescos, las desigualdades son más apreciables. Por su parte, en el caso de la droguería, las disparidades entre formatos comerciales son más apreciables cuando nos fijamos en la cesta económica o de marca blanca, en donde las diferencias llegan hasta el 14%.

Desde el sector, las tres asociaciones más representativas han criticado la publicación de este Observatorio. La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) lo rechaza al entender que puede generar cierta confusión entre los consumidores respecto al funcionamiento de la distribución, puesto que sólo mide el precio final de los productos, sin valorar el resto de características.

Por su parte, la patronal de la gran distribución, Anged, critica la iniciativa por “falta de rigurosidad”, ya que no tiene en cuenta factores como la calidad y el servicio. De la misma opinión es la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), que asegura que “es imposible recoger información de todas las empresas, en todo el territorio, y comparar sobre todo los frescos y las ofertas por la dificultad de encontrar una muestra homogénea en calidades para todos”.

Desde el Ministerio, su responsable, Miguel Sebastián, remarcó durante la presentación de los datos, que no se trata de un Observatorio hostil a la distribución comercial y está seguro de que estimulará el consumo y ahorrara tiempo y dinero en la cesta de la compra.

La próxima oleada de datos se presentará dentro de tres meses. Los consumidores pueden consultar por Internet los índices de los precios de grupos de productos por clases, provincias y establecimientos.
 

Si quieres compartir...