• Ferias
  • 17 de Nov, 2008

El Salón Náutico muestra su fortaleza

El Salón Náutico, que cerró ayer domingo sus puertas, ha mostrado su fortaleza en una edición marcada por la coyuntura económica. El respaldo del sector a la gran cita de la náutica en España se ha puesto de manifiesto con la participación de 600 expositores, entre ellos los grandes astilleros, la exhibición de 2.000 barcos y la mayor Muestra Flotante del Port Vell realizada hasta ahora.

El balance del Salón Náutico ha superado las expectativas iniciales. Ha ocupado cinco pabellones del recinto de Gran Via y al mismo tiempo ha ampliado la Muestra Flotante del Port Vell, pasando de dos a tres muelles y de 220 a 270 barcos de gran eslora, entre ellos 40 superyates. 

Por otra parte, ha consolidado su nivel de internacionalidad, con la participación de un 22% de expositores extranjeros procedentes de 18 países, entre los que destacan Italia, Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, Bélgica y Países Bajos. El Salón Náutico está situado entre los tres primeros de Europa de su especialidad, junto a Düsseldorf y Génova.
En cuanto a los visitantes, se estima una cifra aproximada de 150.000 personas en los dos espacios del salón. Muchos de ellos acuden todos los años y, por su perfil de aficionados a la náutica, están realmente interesados en el producto y en conocer las novedades de los expositores, tanto en embarcaciones como en accesorios, electrónica, indumentaria, artículos de pesca, etc.

Más del 60% de las ventas del año
El salón ha cumplido también con su papel de dinamizador de las ventas ya que entre el 60 y 70% de las que se realizan a lo largo del año en España tienen su inicio en el Náutico de Barcelona. Aunque la coyuntura económica no es favorable, se han efectuado muchas operaciones y contactos comerciales, constatando, por ejemplo, que las embarcaciones neumáticas y las de pequeña eslora mantienen la demanda, y se retraen en el segmento medio y alto. Asimismo, en el sector están creciendo nuevas fórmulas de negocio, como la multipropiedad o la posibilidad de que los socios de un club náutico compartan el alquiler de un barco.

El salón ha apostado este año por potenciar el Espai de Innovación donde se han mostrado múltiples avances industriales y tecnológicos relacionados con I+D+i. Por otro lado, el programa de actividades ha contado con numerosas propuestas para acercarse a la náutica, como el anuncio de regatas, la entrega de trofeos, la presentación del estudio sobre los recursos humanos en el sector, la jornada sobre puertos deportivos, la mesa redonda sobre el sector de los grandes yates y la conferencia del navegante Albert Bargués sobre la regata Barcelona World Race.
La próxima edición del Salón Náutico de Barcelona se celebrará del 7 al 15 de noviembre de 2009.
 

Si quieres compartir...