• Actualidad Nacional
  • 07 de Nov, 2008

Repunta la confianza del consumidor

El índice de confianza de los consumidores españoles elaborado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) subió sorprendentemente en octubre hasta los 50,1 puntos desde los 49,5 del mes anterior. El organismo argumenta que los ciudadanos son más optimistas porque han mejorados sus expectativas sobre la economía del país y el empleo.

Respecto a octubre de 2007 la caída de la confianza de los consumidores supera los 26 puntos, pues en ese mes este índice se encontraba en los 76,2 puntos. En los últimos 17 meses, el índice de confianza de los consumidores sólo ha registrado tres subidas: en febrero, en julio y en octubre.

En el mes de julio el indicador elaborado por el ICO tocó su mínimo histórico con un una lectura de 46,3 puntos.


Mejores expectativas

La mejora de octubre se ha producido por el incremento del indicador parcial de expectativas en 5,4 puntos hasta los 70,9 según los datos del ICO; mientras que el indicador parcial de situación actual retrocedió 4,2 puntos respecto a septiembre, hasta los 29,4 enteros, el valor mínimo desde el inicio de la serie.

La confianza ha repuntado ligeramente en octubre porque, según el ICO, "han mejorado las expectativas sobre la economía del país y el empleo, lo que podría venir explicado por los efectos positivos en el ánimo de los consumidores de la notable caída del precio del petróleo en los dos últimos meses, la reducción en octubre del tipo de interés de referencia del BCE, y el anuncio de planes de saneamiento y rescate de los respectivos sistemas financieros por parte de las gobiernos europeos y de EEUU".

La mejora del indicador de confianza y los argumentos para explicarlo sorprenden en un momento en el que las cifras del paro en España crecen a ritmos muy altos. Además las previsiones sobre la evolución de la economía española que se han ido conociendo son cada vez más pesimistas.

Sin ir más lejos, hoy se ha conocido que el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo subió por séptimo mes consecutivo tras aumentar en octubre en 192.658 personas respecto a septiembre, lo que situó el número total de desempleados en 2.818.026, un 7,34% más que un mes antes y la mayor cifra de parados desde abril de 1996.

El español Joaquín Almunia, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, presentó ayer las previsiones económicas de otoño de la Comisión Europea. El pronóstico es que España encadene tres trimestres de contracción consecutivos de su Producto Interior Bruto (PIB): el tercero y cuarto de 2008 y el primero de 2009. Y eso se llama caer en una recesión.

Bruselas, además, espera que en 2009, el paro rozará el 14% al alcanzar, exactamente, el 13,8%. El desempleo será aún más estratosférico en 2010: el 15,5%.

Si quieres compartir...