• Actualidad Nacional
  • 31 de Oct, 2008

El Corte Inglés podría retroceder por primera vez en su historia

La crisis también afecta a los grandes y hasta El Corte Inglés se prepara para un posible recorte de facturación este año por primera vez en su historia. El director de la cadena en Andalucía, Ángel Aguado, que ayer inauguró en Sevilla la ampliación del Hipercor más antiguo de España, admitió en este sentido que es 'posible' que no se consigan las cifras de ventas del pasado año ante el retroceso del consumo. Sin embargo, tras confesar que 'sería absurdo decir que todo va como siempre', matizó que 'no se pierde la esperanza porque falta la campaña de Navidad y todavía confiamos en quedar en empate', teniendo en cuenta que el ejercicio de la empresa termina en febrero. En cualquier caso, remarcó que no se tratará de una rebaja importante del negocio, sino de una caída de sólo un dígito y muy por debajo del 10%.

'No es cierto que la crisis afecte sólo al pequeño comercio', abundó el directivo, quien confesó pese a ello que la diversificación sectorial de la empresa está permitiendo mitigar este retroceso del consumo que no afecta por igual a todos los segmentos. Según dijo, el sector menos perjudicado por la coyuntura es la alimentación. Por territorios, aseguró que la situación de debilitamiento de las ventas es muy parecida en todas las comunidades españolas, sin que se registren zonas de mayor o menor impacto significativo.

Aguado admitió que no existe precedente en el grupo de una rebaja del negocio, ya que la debilidad de la demanda registrada en la crisis de 1993 se compensó con el importante ritmo de aperturas del esos años, un crecimiento mucho más moderado en estos momentos por la gran red adquirida a estas alturas por el líder español de la distribución. En cuanto a la expansión, el director regional descartó que la crisis vaya a alterar las aperturas previstas, aunque admitió que el ritmo de las mismas deberá acomodarse a la situación económica. En este apartado, reconoció que la asignatura pendiente que el grupo deberá abordar en los próximos años es la internacionalización.

El Corte Inglés cerró el ejercicio pasado con un crecimiento del 5% en rentabilidad y de casi el mismo porcentaje en facturación, hasta rozar los 18.000 millones de euros, a pesar de la caída del consumo que se empezó a notar en 2007. Aunque fueron los mejores resultados desde su fundación en los años 30, también representaban el menor avance en el índice de subida de facturación y de beneficios de la última década. Un año antes, su tasa de crecimiento fue del 9,3% en ganancias y del 7,8% en la cifra de negocio.

En la asamblea de la firma celebrada a finales de agosto, el presidente Isidoro Álvarez, ya anticipó que 2008 sería un año 'con muchas dificultades' para el sector por la reducción del consumo de los hogares, la intensificación de la competencia comercial y los planes de expansión y de concentración de los principales operadores.

Frente a esta situación, El Corte Inglés mantiene su importante esfuerzo inversor, que en el último año se contrajo tan sólo un 0,2%, hasta situarse en 1.637,93 millones de euros. Con este presupuesto, la cadena abrirá este año cinco nuevos centros y proyecta la construcción de otros siete. Aunque se ha reforzado el crecimiento del resto de marcas y segmentos, la principal pata del negocio de El Corte Inglés siguen siendo los grandes almacenes, que representan el 56,6% de su volumen de ventas. Según Álvarez, la fidelidad de los clientes y las condiciones de la empresa de 'rentabilidad, solvencia y fortaleza nos permiten afrontar las nuevas circunstancias del mercado desde una posición de solidez'.
 

fuente: www.cincodias.com

 

Si quieres compartir...