• 19 de Sep, 2008

Las centrales estudian fusiones para sortear la crisis

El sector de la distribución vive una época difícil. El consumo de los hogares cae y la confianza se desploma, y la autocrítica es necesaria. El sector se tiene que adaptar a los nuevos tiempos, y la patronal de las centrales de compras lo tiene claro: es tiempo de replantearse los planes de expansión y pensar en las fusiones. Si no, sobrevivir será difícil. "Este año las ventas en la distribución caerán entre el 2% y el 3%. El 2009 será un año muy duro, pero esperamos recuperarnos", aseguró ayer el presidente de la Asociación Nacional de Centrales de Compra (Anceco), Benito García. La patronal, que celebra hoy y mañana su congreso nacional en Barcelona, plantea que para luchar contra esta crisis hay que hacer sacrificios, pero que no todo es negativo: "Es obvio que nos recuperaremos. Pero hay que aprovechar la desaceleración para cambiar cosas", afirmó García.

FALTA DE CRÉDITO
La patronal ve fundamental para salir de la situación actual que la banca vuelva a abrir el grifo del crédito. "Hay clientes que no pueden comprarse una lavadora porque no les financian 400 euros", puso como ejemplo. La falta de inversión también afecta a la expansión de las empresas, que no pueden continuar con sus planes. "Vamos a los bancos a negociar y nos ponen todo tipo de problemas. Nos hacen pagar los platos rotos de algo que no tenemos culpa", añadió.
Por todo ello, García prevé dos años difíciles a los que la distribución tendrá que adaptarse para salir adelante. "Tendremos que revisar a la baja nuestros planes de expansión", auguró, además de replantear modelos de negocio, estrechar los establecimientos los lazos con la central, involucrar y cuidar al personal en el trabajo, optimizar ingresos y gastos y fomentar la visibilidad de liderazgo. García también reclamó que las administraciones se involucren más y apoyen al sector.
Y es que, según la patronal, sectores como el de los electrodomésticos han llegado a registrar caídas de ventas de hasta el 40% este año, lo que conlleva la toma de decisiones difíciles, como la reducción del personal: "Les decimos a nuestros asociados que si tienen que reducir personal, lo hagan, pero que expliquen muy bien a los que se quedan quién y por qué se va".

EL PEQUEÑO COMERCIO PELIGRA
García opinó, además, que los comercios que no sean muy grandes, no estén en situados en un lugar céntrico ("segunda y tercera corona") o en un eje comercial, o arropados en una central de compra lo tendrán "muy difícil" para superar la crisis. "Los que cerrarán no serán muchos en cuanto a cifra de facturación, pero sí en cuanto a número de tiendas", pronosticó.
El presidente de Anceco reconoció que entre distintas centrales de compra ya se han iniciado conversaciones de fusión para "reducir costes". Ya hay sectores, como el de la alimentación, donde las concentraciones han llevado a que solo queden dos grupos. "Probablemente no se llegará a ese extremo, pero sí que solo quedarán cinco o seis centrales". Los sectores que más números tienen para que se produzcan estas fusiones son construcción y papelería, debido a que son donde más sociedades independientes hay.

Si quieres compartir...