• Actualidad Internacional
  • 16 de Jul, 2008

China "esconde" a las marcas no patrocinadoras

Anunciarse en la China olímpica va a ser una labor tan difícil que ni siquiera los talonarios más abultados podrán garantizar cobertura publicitaria a las compañías. El Gobierno chino ha explicado que restringirá la presencia de anunciantes con el fin de dar preferencia a los patrocinadores oficiales, una drástica medida que perjuddicará a empresas de la magnitud de Nike, que no ha logrado ser calificado como 'sponsor' oficial a pesar de su intención de unir su imagen a la de la cita olímpica. En 2008, según un informe de Advertising Age, el Gobierno ha retirado de las calles de Pekín más de 30.000 anuncios en exteriores, una muestra de este afán por allanar el camino publicitario de los patrocinadores. Estas compañías vinculadas a los Juegos Olímpicos de Pekín, que comienzan el 8 de agosto, han pagado hasta 65 millones de dólares (40 millones de euros) por ligar su imagen a este evento de magnitud planetaria. El Gobierno chino quiere evitar que quienes no han pagado esas astronómicas cantidades 'ocupen' el espacio que, por derecho, se otorgaría a los patrocinadores. Esta política publicitaria se decide entre el Comité Olímpico Internacional (COI) y el país organizador, en este caso, China, así como los comités creados con este fin. Así, en esta toma de decisiones también entra en juego el Bocog (el Comité de Organización de los Juegos Olímpicos de Pekín), que ya ha pedido a las agencias anunciantes que eviten hacer uso de los símbolos olímpicos sin autorización. A este toque de atención se le suma la llamada a los medios para que emitan o publiquen los mensajes publicitarios de los patrocinadores. Los JJ.OO tienen una serie de 'partners' chinos, pero también empresas de ámbito mundial como General Electric, Coca-Cola, Johnson & Johnson, Kodak, Visa, McDonalds o Panasonic. En el apartado de marcas deportivas, algo que perjuidicará a Nike o Reebok, corre a cargo de Adidas. Además de estos 'partners' oficiales, implicados directamente en la cita olímpica, Pekín 2008 cuenta con un amplio grupo de patrocinadores y abastecedores. "Realmente confiamos en ellos para observar y corregir esos problemas", ha explicado Petro Kacur, un portavoz de Coca-Cola, según expone 'The New York Times'. Todos estos cambios afectarán directamente en la publicidad exterior. Desde los aeropuertos a las líneas de metro "serán controladas, dando prioridad a los patrocinadores oficiales", ha expresado Chen Feng, subdirector de marketing del Bocog, en declaraciones a la agencia estatal china Xinhua.

Si quieres compartir...