• Actualidad Nacional
  • 20 de Jun, 2008

Aprobada la librealización comercial en Madrid

La Asamblea de Madrid aprobó ayer la Ley de Modernización del Comercio, que otorga libertad absoluta a cualquier establecimiento comercial en la región para abrir las 24 horas del día durante los laborables y los festivos permitidos por ley. Hasta ahora la actividad comercial estaba limitada en Madrid a lo largo de la semana (no se permitía más de 90 horas de apertura) y el día (el comercio debía permanecer cerrado entre las 12 de la noche y las 7 de la mañana, con un máximo de doce horas en festivos). Con la aprobación de esta ley, Madrid da un paso más en su política de liberalización comercial. El primero ya lo planteó al convertirse en la comunidad que más festivos permite abrir a cualquier tipo de establecimiento (22 al año).

La nueva norma ha recibido fuertes críticas por parte de las centrales sindicales y las confederaciones de pequeño comercio, que prevén que con su entrada en vigor se produzcan cuatro efectos de forma conjunta: la desaparición del 50% de los pequeños comercios, la destrucción de 100.000 puestos de trabajo, una subida generalizada de precios por la falta de competencia y la generación de problemas en la conciliación familiar y laboral entre los 300.000 trabajadores del sector.

El secretario general de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, señaló ayer que Madrid 'ya es la región donde más festivos se abre, y no tiene sentido autorizar aún más aperturas, especialmente en una época de recesión económica, cuando el consumo más se resiente'. En su opinión, esta ley es una provocación al consumidor y una ofensa a los trabajadores qué verán mermadas sus posibilidades de convivir en armonía. 'Es una ley inconveniente, inadecuada e inoportuna, y una burla a los madrileños', concluyó.

El texto legal, por el contrario, ha recibido el respaldo unánime de las patronales empresariales, los centros comerciales y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Arturo Fernández, recalcó que 'la liberalización de horarios no obligará a nadie a abrir 24 horas' y argumentó que con mayores horarios no tiene por qué haber pérdidas de empleos.

Del mismo modo, la Asociación Española de Centros Comerciales consideró que la aprobación de esta ley favorecerá tanto a consumidores como a comerciantes, 'al beneficiar la libre competencia de mercado y bajar los precios' y establece el marco para la transposición de la directiva comunitaria de servicios, que prevé la liberalización de estos a partir de diciembre de 2009.

Por su parte, la OCU apoya, en un comunicado, la medida, que, a su juicio, servirá para dinamizar la economía lo que redundará en beneficio de todos. 'Siempre que un consumidor esté dispuesto a comprar, lo ideal es que haya un establecimiento dispuesto a vender', señala la nota.

Si quieres compartir...