• Actualidad Internacional
  • 17 de Jun, 2008

El Reino Unido “sufre” su ausencia en la Eurocopa

No se puede negar el esfuerzo que televisiones, periódicos, pubs y otros negocios están realizando para que los británicos se interesen por la Eurocopa. Pero la ausencia en este torneo de las selecciones de Reino Unido, eliminadas en la fase preliminar, va a provocar un serio revés para muchas empresas del país, que en ocasiones similares disfrutaban de un empujón de ventas por las compras de productos y servicios que realizan los aficionados. Algunas estimaciones indican que las empresas de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda pueden sufrir un impacto de dos mil millones de libras por el menor consumo de los aficionados al fútbol durante el torneo.

Según algunas estimaciones, como la de Simon Chadwick, profesor de la Universidad de Coventry, la economía británica podría perder hasta 2.000 millones de libras (2.500 millones de euros) por una suma de impactos negativos derivados de que las selecciones locales no estén en Suiza y Austria durante estas semanas. La Asociación del Comercio Británico no ha ofrecido previsiones, pero en el Mundial de 2006 dijo que la presencia de Inglaterra podía elevar el consumo del país en 1.250 millones de libras.

Varios sectores lloran especialmente este fracaso deportivo. Los fabricantes y distribuidores de prendas deportivas, los medios de comunicación que retransmiten los partidos, los fabricantes de televisores de último modelo, las agencias de viajes que llevan a los hinchas a los partidos, las casas de apuestas, los bares, los supermercados y las marcas de cervezas son los negocios más damnificados.

En recientes torneos internacionales, como el Mundial de hace dos años, los hinchas ingleses compraron alrededor de tres millones de camisetas de la selección. Umbro, la empresa recién adquirida por Nike que tiene los derechos para fabricar réplicas del uniforme, y cadenas de tiendas de deporte como Sports Direct y JD Sport, van a dejar de ingresar varios millones de libras ante el escaso atractivo que tiene ahora llevar la elástica de Inglaterra. Sports Direct ha cifrado el impacto en sus cuentas en 70 millones de libras.

El bajo impacto de los partidos en la audiencia puede reducir el volumen de inversión publicitaria en 300 millones de libras. La empresa más perjudicada es la cadena televisiva ITV, ya que la BBC, que también emite partidos, es pública y no se financia con publicidad. Los medios escritos también sufren un descenso de las ventas y anunciantes, que The Sun intenta compensar con una edición en polaco para los inmigrantes de este país.

Consumo de pintas

Carlsberg, la empresa de cervezas que patrocina la Eurocopa, calcula que el descenso en el consumo de pintas se traducirá en menores ingresos por 15 millones de libras, cifra que otros creen muy optimista.
Algunos negocios pueden beneficiarse del escaso interés por el fútbol. Es el caso de teatros, cines y restaurantes que, cuando juega Inglaterra, se quedan semivacíos. Pero, con la actual crisis económica, es probable que los británicos decidan ahorrar el dinero que se hubieran gastado apoyando a sus selecciones.

La lista de perjudicados
· Umbro, empresa recién adquirida por Nike, y distribuidores como Sports Direct y JD Sport dejan de vender millones de camisetas de las selecciones británicas.

· Las televisiones BBC e ITV pierden audiencia respecto a otros torneos, y los periódicos reducen lectores y anunciantes. La menor publicidad se cifra en 300 millones de libras.

· Decenas de miles de británicos suelen viajar a ver los partidos de sus selecciones. Las agencias de viajes y líneas aéreas pierden esta oportunidad de negocio.

· Los pubs con pantallas gigantes para seguir los partidos de fútbol dejan de vender muchas pintas de cerveza ante la ausencia de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda.

· Casas de apuestas como William Hill y Ladbrokes notan un descenso de la afluencia de jugadores que ponen dinero en los equipos que juegan la Eurocopa.

fuente: expansion.com

Si quieres compartir...