• Actualidad Nacional
  • 06 de Mar, 2008

La Generalitat venderá Kelme al fondo inversor Tirant

Según publica hoy el periódico alicantino Las Provincias, la Generalitat valenciana ha decidido vender Kelme al fondo inversor Tirant como única alternativa para salvar la empresa a pesar de la negativa de sus actuales dueños, Pepe Quiles, que con el 49% de las acciones, a las que une el 2% que controla de su hermana, es contrario a aceptar la oferta de compra que le ha presentado el Instituto Valenciano de Finanzas. De hecho, el nuevo inversor ya ha comenzado a trabajar con el IVF y los acreedores para preparar toda la documentación legal necesaria que dará forma a la adquisición.

Fuentes de la Generalitat garantizaron ayer a al periódico que en la reunión de la junta de accionistas de Incadesa -denominación mercantil de la marca de la garra-, que con toda probabilidad se celebrará la próxima semana, el IVF aprobará la venta del 100% de la sociedad a Tirant, apoyado en los derechos políticos de las acciones que les cedió toda la familia Quiles cuando hace cinco años pidió auxilio financiero para reflotar la compañía. De hecho, como publicó ayer este diario, uno de los hermanos, Diego Quiles (dueño del 49% restante), ya ha confirmado que acepta la oferta.

El único obstáculo está ahora en la persona de Pepe Quiles, que se niega a marcharse y dice que defenderá sus derechos hasta el final, tal como aseguró ayer a este periódico. "Quiero que me dejen quedarme con mi empresa, porque creo que después de 30 años me lo merezco". insistió. Además, "tengo el mismo derecho que Tirant, por ello le pido a la Generalitat que la misma operación que se ha diseñado para ellos me la permitan a mí".

Se trata de una posibilidad descartada completamente desde el IVF, puesto que todos los acreedores -CAM, Bancaja y otros bancos- sólo están dispuestos a capitalizar deuda y renegociar los plazos en el caso de que entre Tirant, que es la que les ha presentado un plan de negocio concreto, con una inversión y unas garantías. La estrategia consiste en separar el negocio industrial del patrimonial, convirtiendo a la finca de Aguamarga en el salvavidas de la compañía ilicitana.


60 millones de pasivo
El director de Inversiones de Tirant, Carlos García, confía en que "todo el trabajo que hemos realizado durante un año para poder convencer a unos y otros a la hora de diseñar la compleja operación pueda llevarse a cabo, porque la crítica situación de Kelme impide más demoras". De hecho, aclara que en este momento, al cierre de 2007, el pasivo de la empresa está ya por encima de los 60 millones de euros.

Sin embargo, Pepe Quiles afirma que "no me creo esas cifras, hasta que no vea la auditoría". En su opinión, "si la situación está así habrá que pedirles explicaciones a la Generalitat que es la que se ha encargado de la gestión estos años". Incluso, denuncia que "han hundido la empresa, y no sé con qué intereses, pero no estoy dispuesto a regalar nada y que, encima, me perdonen la vida con mi dinero". Con todo, tanto Pepe como Diego Quiles hace apenas ocho meses aceptaron la oferta del IVF por la venta por unos 4 y 3 millones de euros, respectivamente, que ahora el primero no acepta.

Si quieres compartir...