• Ferias
  • 21 de Ene, 2008

La Bread & Butter bate records y seguirá creciendo

El salón de moda urbana Bread & Butter ampliará su área de exhibición en la Fira de Barcelona este próximo verano ganando terreno en dirección a la plaza España, y reestructurará su espacio para situar expositores al aire libre con el objetivo de continuar creciendo. Además, se prevé que el salón tenga un impacto económico de 100 millones de euros. Este gran escaparate de la moda de Europa, que clausuró su edición de invierno el pasado viernes con una gran afluencia de público -pero sin lograr, por muy poco, los anhelados 100.000 visitantes-, ha diseñado un plan de expansión que está todavía negociando con el ayuntamiento para crecer de los 130.000 metros cuadrados actuales a 160.000, según ha confirmado hoy el presidente de BB, Karl-Heinz Muller.

El salón de este invierno, bautizado con el lema de 'King Size', ya ha contado con más metros cuadrados que el del pasado verano ya que se ha ganado, entre otros espacios, el pabellón seis de la feria y el pabellón Mies Van der Rhoe, además del Palacio Nacional, donde tuvo lugar la recepción de bienvenida.

Muller ha avanzado, en conferencia de prensa, que Bread & Butter ha acabado por decidirse a favor de "asentarse completamente" en Fira I -junto en plaza España-, descartando ocupar Fira II -en L'Hospitalet de Llobregat-, por lo que prevé, por ejemplo, adelantar la entrada al salón hasta situarla justo antes de las torres venecianas de la plaza España para liberar espacio de la avenida María Cristina.

Este impacto económico se explica por los casi 100.000 visitantes que se han acercado a la feria en las tres jornadas de este invierno, lo que se ha notado tanto en la gran ocupación de hoteles y apartamentos como en las dificultades para circular por la plaza España.

El responsable de la Fira ha reiterado la apuesta por este certamen, que ha decidido ya situar su sede definitiva y única en Barcelona, y ha loado su "excelencia" en cuanto a organización.

Si quieres compartir...