• Actualidad Internacional
  • 02 de Nov, 2007

Mike Ashley pone frenos al acuerdo entre Nike y Umbro

La opa de Nike por Umbro ha encontrado un escollo inesperado. La minorista Sports Direct ha doblado su participación en la compañía británica hasta alcanzar el 29,9%, lo que cambia las condiciones actuales de la oferta estadounidense porque ahora tendrá que tener una aceptación mínima del 75% del capital.
La operación acometida por Nike estaba valorada en 285 millones de libras (410 millones de euros), pero la inversión de 42 millones de libras (60 millones de euros) de Sports Direct ha alterado sus planes. Según el diario 'Financial Times', ahora Nike se plantea rebajar ese nivel de aceptación al 50%.

El objetivo del fundador de Sports Direct, Mike Ashley, es impedir que Nike compre la compañía británica para evitar que aumente su poder de mercado, según los expertos. Ashley teme que Nike, si finalmente se hace con la fabricante textil británica, use su propia marca en las rentables camisetas de la selección inglesa de fútbol, actualmente de Umbro. El aumento de la participación de Sports Direct llega entre rumores de que sus relaciones se han deteriorado con Nike, uno de sus principales proveedores.

En respuesta, Nike ha amenazado con boicotear Sports Direct, según recoge el 'The Daily Telegraph'. De ocurrir algo así, el modelo de negocio de la compañía británica podría verse en peligro, puesto que éste se basa en atraer a la tienda a los clientes con grandes descuentos en prendas de Nike o Adidas para luego vender productos propios, de los que obtiene márgenes mucho más altos.

Si quieres compartir...