• Ferias
  • 23 de Jul, 2007

650 expositores participarán en el Salón Náutico

El Salón Náutico Internacional de Barcelona tendrá en 2007 una edición marcada por el crecimiento. Ocupará cinco pabellones del recinto de Gran Vía y dos muelles del Port Vell, donde se instalará la exposición flotante en la que por primera vez habrá megayates. En total, 115.000 m2 de superficie.
Del 3 al 11 de noviembre, 650 expositores de todos los segmentos de la náutica deportiva y de recreo mostrarán en la capital catalana todas las novedades de un sector en auge. Los pabellones 1, 2, 3, 4 y 6 y las zonas exteriores del recinto de Gran Vía alojarán la mayor y más importante de las ediciones del Salón Náutico celebradas hasta ahora. Estarán representados desde barcos a motor y a vela, accesorios, motores, pesca, neumáticas y electrónica, hasta motos acuáticas, accesorios, submarinismo y charter náutico.
En el Port Vell se instalarán alrededor de 225 barcos de gran eslora, en los muelles de Espanya y de Barcelona. Gracias a este último, se podrá aumentar la eslora de los barcos y exponer también megayates (embarcaciones de más de 40 metros y tripulación profesional), un segmento que a partir de 2007 se incorpora a la oferta del Salón Náutico de Barcelona.
Habrá también un servicio de embarcaciones de conexión entre los dos muelles para que los visitantes que lo deseen puedan desplazarse por mar a los puntos en los que se expondrán barcos a vela, a motor o catamaranes.

Mejoras logísticas y nuevos accesos al salón
Entre las mejoras de la próxima edición, figura el acceso al recinto de Gran Vía a través de la nueva estación Europa/Fira de la línea Llobregat-Anoia de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Esta línea tiene el origen en plaza de España y el trayecto dura tan sólo seis minutos. La nueva estación se halla a pocos metros del vestíbulo principal de entrada al recinto, ubicado en la avenida Juan Carlos I (esquina con calle Ciencias), que será uno de los accesos al salón, además de la entrada al pabellón 8 por la calle Botànica.
Por otro lado, se ampliará el número de plazas de aparcamiento para los visitantes que se desplacen en vehículo privado con el nuevo estacionamiento situado en la avenida de Juan Carlos I. También mejorará la comunicación entre palacios, con la utilización de la rambla que distribuye el flujo de visitantes entre los diferentes pabellones. Los visitantes y expositores también dispondrán de autobuses lanzaderas que conectarán el recinto de Gran Vía con el Port Vell y el aeropuerto.

Si quieres compartir...