• Actualidad Nacional
  • 02 de Jul, 2007

Se acelera la venta de Kelme

Kelme tiene por fin vía libre para garantizar su futuro. La firma de calzado y material deportivo de Elche dejará de estar en manos de sus fundadores, los hermanos Quiles, para pasar bajo el control del fondo de capital riesgo Tirant, tal como se ha publicado hace semanas. El acuerdo firmado el jueves en Valencia por todas las partes, para renunciar a sus derechos, incluida la opción de compra del empresario Francisco Borja (Reebok) sobre la finca de Aguamarga, permitirá dar viabilidad al proyecto.
Los accionistas de Industrias del Calzado y Prendas Deportivas (Incadesa), nombre de la mercantil dueña de la marca de la garra, Diego y Pepe Quiles, suscribieron el documento definitivo por el que se cierra la venta de Kelme a la entidad que designe el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), que ha sido quien ha tutelado a la compañía en los últimos años, tras inyectarle capital, y que ha dirigido la estrategia para forzar la salida de la familia.
El director del IVF, Enrique Pérez Boadda, capitaneó la negociación para que los hermanos alcanzaran un acuerdo con Borja y su socio, el abogado José Sempere, dueños de la empresa Meleuz, con respecto a la compensación que les corresponde a cada uno por los 2 millones de metros de suelo ubicados en la partida entre Alicante y Elche, que vuelven a Kelme.

Si quieres compartir...