• Opinión
  • 02 de May, 2007

¿Dónde está el margen del sector?, por Jaume Ferrer

En este número, y como cada año por estas fechas, publicamos los datos que nos facilita sport-data referentes a las cien marcas que mejor rentabilidad aportaron al comercio deportivo durante el último año.
Una de las seis variables utilizadas para confeccionar el rating de marcas es el del margen obtenido sobre las ventas. Y una vez más, hemos podido constatar que el margen medio del sector se volvió a situar en el 2006 por debajo del 35 %, después de haberlo superado ligeramente los dos anteriores años, rompiendo con ello la tendencia alcista.
Seguramente, si preguntáramos a los comerciantes del sector, una gran mayoría de ellos achacarían este cambio de tendencia a la conjunción de una serie de factores, como el tiempo, los nuevos hábitos, la competencia de las nuevas tecnologías (móvil incluidoo), los canales alternativos, el intrusismo de la moda, etc., y a otros componentes, más relacionados con el entorno, y que podrían ir desde la estabilidad de los bajos índices de práctica deportiva o la pérdida de look, hasta el encarecimiento de la vivienda, aspectos, todos ellos, que no ayudan precisamente a favorecer el consumo de artículos deportivos.
Pero si, en cambio, nos centramos sólo en los aspectos más relacionados con nuestro mercado, nos encontraremos con otros factores mucho más peligrosos por su difícil cambio de tendencia y que, sin percibirlos individualmente, hacen que el margen final se volatice. Me refiero a las guerras de precio producidas por la uniformidad sectorial, tanto en marcas como en merchandising; a la obsesión de la venta fácil del primer precio y de la marca blanca para poder así "competir" con Decathlon; a la "manía" de trasladar los descuentos que nos ofrecen los proveedores al consumidor; a la falta de flexibilidad productiva de los proveedores negando, así, la rotación; a la necesidad de programar muy anticipadamente para que las marcas puedan tener tiempo para hacer lo mismo con su proveedor chino..., y así, podríamos llegar hasta aspectos menores pero no menos importantes, como el análisis del margen por las distintas marcas que compiten en nuestro sector.
Los datos demuestran que las marcas que actualmente aportan mayor margen sobre venta son las provenientes de la moda, seguidas de las del mundo sportstyle y las marcas gliss. Las atléticas y, sobre todo, las de mayor volumen, son las que obtienen peor resultado.
Seguramente las marcas de toda la vida están perdiendo la confianza de los comercios a la hora de marcar su pvp con un buen margen sobre compra. Curiosamente, de todas estas, las locales son las que obtienen mejores márgenes, que en la mayoría de casos superan el porcentaje óptimo del 40% s/v.
¿Será quizás, porque su proximidad las hace más flexibles?

Si quieres compartir...