• Actualidad Internacional
  • 10 de Ene, 2007

Rossignol quiere multiplicar por 4 sus ventas de textil

Después de un año de ser adquirida por Quiksilver, Rossignol está consolidando su reorganización a todos los niveles, especialmente los vinculados a la producción, la logística, la gestión y la comercialización. Estos cambios tienen como objetivo final mejorar la productividad y las ventas de la marca, que ha anunciado su intención de reforzar especialmente su negocio textil, cuya facturación, según sus responsables, esperan multiplicar por cuatro antes de 2011. Una de las posibilidades que maneja la empresa es la apertura de tiendas propias, aunque como señalan fuentes de Rossignol, ésta no se haría antes de 2010 porque la oferta actual no cubre los 12 meses del año.

Si quieres compartir...