• Entrevistas
  • 31 de May, 2006

Entrevista a Juan Contreras, director general de Estudio 2000

¿Qué representa para Puma ser la tercera marca del sector deportivo?
En primer lugar representa una responsabilidad muy grande, y en segundo lugar una gran satisfacción porque significa que el trabajo desarrollado en los últimos años ha dado sus frutos. Aun así, aunque sea importante el lugar que ocupas, nuestra mayor satisfacción es ser la marca más deseada del mercado.


Tal y como está el sector ¿Es más difícil llegar o mantenerse?
Evidentemente mantenerse, puesto que ahora somos una amenaza importante para nuestros competidores y estamos constantemente vigilados para conocer nuestras estrategias. Por otra parte, nuestra posición actual en el volumen de negocios hace que mantenerse sea un objetivo continuo.


¿Cuáles han sido las claves del espectacular crecimiento que ha experimentado Puma en los últimos años?
La principal clave de Puma a nivel internacional y nacional ha sido saber diferenciarse de nuestros competidores naturales, haciendo un producto distinto, más pensado en la forma de vida de los jóvenes fuera de la competición o práctica deportiva, y una correcta distribución donde el producto está situado en el canal de venta adecuado.
A pesar de este interés en responder a estas nuevas necesidades del consumidor, Puma ha seguido y seguirá apostando por el producto técnico pensado para la práctica, ya que estamos teniendo crecimientos importantes en estos productos. Aun así, no podemos negar que la moda ha sido el canal que nos ha abierto las puertas para dar a conocer nuestro producto y que es nuestro mejor escaparate, donde nos situamos con las marcas de moda més importantes del mercado.


¿Y cuáles serán las claves para mantener este crecimiento?
Las únicas claves son seguir siendo deseables, ofreciendo unos productos con diseños innovadores y tener una distribución correcta. Para nosotros lo más importante no es vender, sino vender bien.

 


¿Cuál será su política de tiendas propias?
La misma que hemos mantenido hasta ahora: estar situados como marca en las ciudades donde nos aporten prestigio e imagen. Hasta ahora sólo tenemos una en Madrid y otra en Barcelona, pero ambas están situadas en calles estratégicas que nos proporcionan esos valores.


¿Cómo valora la distribución en España?
No podemos negar que la distribución ha progresado poco en los últimos años y tiene que empezar a cambiar. Se siguen manteniendo los mismos hábitos, con lo cual se pierde la perspectiva del mercado. Además, falta comunicación y, sobre todo, llegar a un entendimiento entre todas las partes que intervienen en la distribución.


¿Qué cree que es lo más positivo del mercado? ¿Y lo más negativo?
Lo más positivo del mercado es que está vivo; que una gran parte del consumidor español ya se ha subido al carro de Europa, que exige y demanda productos nuevos y diferentes y tiene opinión propia para poder elegir y, sobre todo, decidir. Lo más negativo es que por otra parte hay otro mercado donde todo vale, plagios, falsificaciones y productos de mala calidad que nos diferencian en sentido negativo de otros países.


.¿Cree que el mercado atlético está en crisis?
Ésa es la pregunta de siempre. Yo no creo que haya crisis aunque es cierto que la práctica del deporte en España está en descenso y que estamos muy lejos de otros países muy cercanos a nosotros. Además, hay más marcas y productos que nunca y la oferta está por encima de la capacidad de absorción del mercado.


¿Cómo cree que se va a desarrollar su relación con las Centrales en los próximos años?
Las centrales de compras tienen que asumir ciertos compromisos con sus proveedores si quieren crecer, y eso pasa por tener decisión propia y llegar a acuerdos con sus asociados para que ellos participen en esos compromisos y al mismo tiempo les reporten beneficios. Si no es así, la figura de la Central pierde peso y se devalúa de cara al proveedor y de cara a sus asociados.


¿Cómo valora el crecimiento de Decathlon en España?
Aquí no se regala nada y lo que tienen y han hecho los responsables de la cadena francesa no ha sido fácil. Han demostrado que entienden la forma de hacerlo, saben cuál es su consumidor y sobre todo saben cómo llegar a ellos utilizando la tecnología.


¿Es peligrosa la concentración en un sector como el nuestro?
Yo creo que no. De hecho, hace tiempo que las principales marcas son las que sostienen más del 70% del mercado y lo abastecen con toda gama de productos. Para el cliente la concentración facilita mucho las cosas porque le ayuda a centrarse y saber elegir, además de que tiene un ahorro importante en su cuenta de explotación en cuanto a logística, manipulación, espacio y rotura de stocks.

¿Qué representa para Puma el canal Fashion?
Como he dicho antes, nuestro mejor escaparate. Nuestro producto y nuestra marca tienen un público que por su forma de vivir y de comportarse en su ambiente diario quiere diferenciarse de los demás y elige a Puma como la marca que le aporta esa diferenciación.

Si quieres compartir...